¿Cómo eliminar la flacidez de los brazos?

Tener un par de brazos flácidos que al extenderlos lateralmente muestran tejidos flojos, con la piel arrugada y carne blanda colgando, no son para nada estéticos.

Muchas personas intentan ocultarlas con mangas largas. Tener los brazos flácidos es algo muy común sobre todo en las mujeres que pasan los 30 años, después de haber tenido hijos o  bien al haber adelgazado unos kilos mediante algún régimen.

eliminar la flacidez de los brazos

Si no se mantiene un mantenimiento mediante ejercicio corporal, masajes e hidratación de la zona corporal, lo más probable es que senos, abdomen, y glúteos, luzcan flojos y caídos, por lo tanto los brazos no serán una excepción.

En un gimnasio podemos ver a muchas mujeres entrenando en las máquinas, o con mancuernas con un peso muy ligero, aunque eso es mejor que nada, la verdad que la firmeza y el tono muscular no se consigue de esta manera.

Por una parte, la casi totalidad de los aparatos de los gimnasios están diseñados para el trabajo fisicoculturista de modelación, y en consecuencia, para usar pesos limites hasta quedar exhausto, única forma de aumentar el tamaño de los músculos… pero es justamente lo que la mayoría de las mujeres no quieren.

Por otra parte, la gimnasia aeróbica, y hasta cierto punto la localizada, no dan garantías de endurecer tanto. Entonces, ¿cuál es la solución?

El sistema de calistenia de intensidad

La Calistenia es un tipo de entrenamiento en el que se usa como resistencia el peso del propio cuerpo. A la Intensidad la podemos definir como la relación que existe entre un trabajo y el tiempo que demanda hacerlo.

De esto último se deduce que, si haces el mismo trabajo en menos tiempo, aumentará la intensidad.

Los denominados HIIT, ejercicios de alta intensidad por intervalo de tiempo, son los mejores para este cometido, a través de muchos años de estudio de la fisiología humana. Fundamentalmente del análisis y la observación practica del entrenamiento de los mejores atletas en el gimnasio, se ha descubierto que el trabajo calistenico de intensidad, produce resultados rápidos y evidentes en cuanto a fuerza y dureza muscular sin provocar hipertrofia o agrandamiento muscular. ¿Era eso es lo que tu querías no?

Los HIIT se pueden realizar en espacios de trabajo de 4, 7 hasta 12 o 15 minutos máximo… Durante tres o cuatro días a la semana, básicamente consisten en realizar 20 segundos de trabajo intenso, alternándolo con 10 segundos de parada activa, para recuperarnos un poco del esfuerzo intensivo.

De esta manera nos aseguramos que el músculo responda al trabajo si o si, y con total seguridad.

A continuación, te muestro tres ejercicios que he seleccionado para endurecer tus brazos. Al ser ejercicios multiarticulares, donde trabajan más de un musculo a la vez, esto te permitirá no sólo incidir en los brazos, sino que además redondearán tus hombros, levantarán y darán firmeza a tu pecho, quemando también la grasa acumulada de la espalda baja.

Ejercicio 1: Flexión de brazos

Flexión de brazos

Colócate en plano inclinado a 45º entre dos sillas que tengan los respaldos colocados contra la pared. Apoya las palmas de las manos en los asientos manteniendo el cuerpo recto y los brazos extendidos. Flexiona los brazos llevando los codos hacia atrás (no hacia los lados) y desciende todo lo que puedas pero sin levantar las caderas.

Si al principio te resulta difícil y bajas poco, puedes comenzar haciéndolo en el suelo (apoyando las rodillas) hasta que obtengas algo de fuerza en tus brazos.

Ejercicio 2: Flexiones invertidas o fondos

flexión invertida de brazos
Coloca dos sillas respaldadas en la pared separándolas 60cm. Siéntate entre las sillas (en el aire), apoyando cada mano en el borde de los asientos con los dedos hacia delante.

Con las piernas al frente semiflexionadas y apoyando solo los talones, baja y sube el torso perpendicular al suelo sin levantar las caderas.

Los primeros días te va a costar bastante, pero a medida que el cuerpo se prepare para este nuevo reto, veras como avanzas cada vez más. Eso si, esto sólo es posible gracias a la disciplina y a base de intentos.

Ejercicio 3: Esquiador o patada burro

Esquiador brazos

Inclina el cuerpo a 90º de manera que la espalda quede paralela al suelo. Levanta los codos más arriba que la espalda con los puños bajo los hombros. Extiende los brazos hacia atrás, sin bajar los codos, y llevando los puños bien arriba. En esa posición contrae fuerte los músculos posteriores de los brazos. Luego baja solo los antebrazos y repite el movimiento.

Procura mantener siempre los codos a mayor altura que los hombros, para ello agache bien con la espalda paralela al suelo.

Pruébalos ahora y veras como tus brazos quedaran ardientes y duros por varios días.

Deja un comentario