Los 7 trucos para establecer unos objetivos de actividad física

¿Buscas algunos consejos para ponerte unos objetivos mínimos en tu actividad física? Hacer cualquier cambio de estilo de vida puede ser un desafío. Muchas personas encuentran que tener una meta en mente les brinda algo por lo que trabajar, los motiva a mantenerse en el camino y les proporciona una medida de qué tan bien les está yendo. Si estás tratando de ser más activo físicamente, las metas realistas y bien planificadas te mantienen enfocado y motivado.

ejercicios para aumentar gluteos

Asegúrese de leer la herramienta de autoevaluación previa al ejercicio antes de embarcarse en una actividad física o un programa de ejercicio, especialmente si tiene más de 40 años, tiene sobrepeso, no ha hecho ejercicio durante mucho tiempo o padece una afección médica crónica.

Establece tus objetivos de actividad física

Se pueden aplicar varios principios clave para ayudarlo a establecer tus objetivos de actividad física. Éstas incluyen:

  • Identifica tu objetivo final.
  • Descubra cómo lograr tu objetivo final.
  • Establece pequeños objetivos específicos pequeños.
  • Controla tu progreso regularmente.
  • Adaptarse a las circunstancias cambiantes.
  • No seas demasiado duro contigo mismo

Identifica tu objetivo de fitness definitivo

Las sugerencias incluyen:

  • Ser realista – tu objetivo final de acondicionamiento físico podría ser estar lo suficientemente en forma para participar en una competencia en una fecha establecida o hacer 10 vueltas de la piscina. Cualquiera sea el caso, haga que este objetivo sea realista. Recuerde que la mayoría de nosotros nunca seremos atletas o supermodelos de fama mundial. Piensa en lo que es posible para ti. Escribe tus objetivos.
  • Se específico – No hagas de tu objetivo final una declaración general como: “Quiero perder peso”. Hazlo medible. ¿Exactamente cuántos kilogramos quieres perder?
  • Elija un objetivo que sea significativo e importante para ti, a nadie más. Por ejemplo, si tu pareja quiere que pierdas peso, pero está contento como está, puede resultarte difícil comprometerse con tu rutina de ejercicio a largo plazo.

Descubre cómo lograr tu objetivo de fitness definitivo

Una vez que haya decidido tu objetivo de salud y estado físico, debe considerar cómo alcanzará ese objetivo. Diferentes objetivos de acondicionamiento físico requieren diferentes enfoques. Por ejemplo, la pérdida de peso requiere que quemes regularmente más kilojulios de los que consumes. Una estrategia efectiva puede incluir:

  • Elija actividades aeróbicas como caminar.
  • Haga ejercicio durante al menos 30 minutos todos o la mayoría de los días de la semana.
  • Reduzca la comida chatarra.
  • Coma porciones de comida más pequeñas.
  • Aumente la cantidad de frutas y verduras frescas, carnes magras, productos lácteos bajos en grasa y alimentos integrales en tu dieta diaria.

Establece objetivos de acondicionamiento físico pequeños y específicos

Es más probable que alcance tu objetivo final si lo divide en pequeños objetivos a corto plazo. Los objetivos a corto plazo son acciones o comportamientos específicos y diarios que lo llevan a su objetivo final. Las sugerencias incluyen:

  • Conozce tu punto de partida, para que pueda elegir actividades que sean cómodas y realistas para usted, y construir lentamente a un ritmo que se sienta adecuado para usted.
  • Establece un plazo razonable. Por ejemplo, si desea perder 20 kg, una pérdida de peso realista de 1 kg de grasa corporal cada una o dos semanas significa que debe permitirse unas 20 a 40 semanas.
  • Considera tus rutinas de ejercicio como mini objetivos. Por ejemplo, un mini objetivo podría ser hacer ejercicio todos o la mayoría de los días de la semana. Cuantos más mini objetivos consigas, más motivado estarás.

Si no está seguro de cómo lograr mejor sus objetivos de forma física particulares, pregunte a un experto. Por ejemplo, consulte a su médico, navegue por las hojas informativas de Better Health Channel o consulte a un fisiólogo del ejercicio, fisioterapeuta o entrenador personal debidamente calificado y certificado.

Controla tu actividad física regularmente

Haz que tus mini metas sean medibles. Decide cómo vas a monitorear tu progreso y registre cada detalle en un diario de capacitación. Las sugerencias incluyen:

  • Mide tu progreso de manera concreta. Por ejemplo, si está entrenando con pesas, escriba el peso y las repeticiones para cada ejercicio. Si hace ejercicio para bajar de peso, realice un seguimiento de tu pérdida de peso.
  • Elija formas apropiadas para medir tu progreso. Por ejemplo, las básculas de baño no distinguen entre músculo y grasa. Puede ser mejor tomar tus medidas con una cinta métrica, o simplemente notar cómo le queda la ropa.
  • Encuentre tantas maneras diferentes de monitorear tu progreso como sea posible y anota tu progreso regularmente, como una vez por semana. Por ejemplo, si hace ejercicio para bajar de peso, puedes registrar tus sesiones de ejercicio, dieta diaria y mediciones semanales. Incluya logros incidentales como sentirse más enérgico o adaptarse a un par de jeans más pequeños. Date muchas maneras de tener éxito.
  • Celebra tu progreso.

Adapta tu actividad física a las circunstancias

La vida puede interrumpir tu horario de entrenamiento. Las sugerencias para adaptarse a tales cambios incluyen:

  • Piense en formas de hacer frente a las interrupciones. Por ejemplo, es posible que no pueda hacer ejercicio de la manera habitual cuando está de vacaciones, pero siempre puede caminar o usar las instalaciones de fitness del hotel.
  • Si se lesiona o se enferma, no abandones tus objetivos de condición física. En cambio, ajuste el marco de tiempo de tu objetivo final. Cree micro objetivos para mantenerse en el camino mientras se recupera. Por ejemplo, puede estar demasiado enfermo para hacer ejercicio, pero puede mejorar tu dieta. Escribe estos micro objetivos en tu diario de entrenamiento para mantener tu motivación.
  • Si tu meta de estado físico parece estar más allá de usted, reajusta tus mini metas y manténgase motivado.

Actividad física: No seas demasiado duro contigo

A veces, puedes encontrar que tus objetivo de condición física es demasiado ambicioso. Por ejemplo, tal vez esté perdiendo 0.5 kg por semana en lugar de 1 kg, y a veces no pierda peso (recuerde que el músculo pesa más que la grasa), así que asegúrese de concentrarse en cómo se siente. Te conoces mucho mejor que un conjunto de escalas.

  • Los primeros meses de un nuevo programa de ejercicios son siempre los más desafiantes. Ajusta tus objetivos a corto plazo, persista y tenga fe en que las cosas se volverán más fáciles con el tiempo.
  • Celebra tus logros, por pequeños que sean. Comprometerse con un estilo de vida más saludable es un gran logro, incluso si tu objetivo de condición física es un poco más difícil de alcanzar de lo que pensaba. Regrese al inicio de tu diario de entrenamiento y aprecie lo lejos que ha llegado.
  • Tener en mente un objetivo de acondicionamiento físico secundario Por ejemplo, si tu objetivo final es perder 20 kg, la posibilidad de correr durante 20 minutos puede ser tu objetivo secundario. Lograr este objetivo secundario sigue siendo un gran éxito.
  • No te rindas. Vale la pena el esfuerzo.

Deja un comentario