Sólo el 2% de las personas entienden esto…

La mayoría de las personas, no están dispuestas hacer lo necesario para poder realizar sus sueños realidad. La autodisciplina, es el centro de todo éxito material.

No puedes ganar la guerra contra el mundo, si no puedes ganar la guerra contra tu propia mente, los maoríes tienen un dicho que dice, “todos quieren ir al cielo, pero nadie quiere morir”. Esto es algo real, porque la forma real de hacer realidad tus sueños es la autodisciplina.

No se trata tanto de tu cuerpo, sino se trata de obtener el control de tu mente, para poder elegir acciones que sean para tu propio bienestar, muchas personas tratan de cambiar, tratan de eliminar esa esencia de los malos hábitos.

Por lo general hacen un cambio en su comportamiento, poniéndose a entrenar, a meditar, tratando de leer más cada día, quieren dejar de fumar o dejar de comer esa comida… ellos quieren parar y alcanzar esa meta que se han propuesto, todos los días debes de elegir algo para tu propio interés, transformándote y transcendiendo a un cambio positivo real en todas las áreas de tu vida.

Esto no es nada fácil, hay que ser fuerte, porque el mundo te atacará, querrá luchar contra ti, tratándote de tenerte agachado y evitando que obtengas lo que sueñas, está en ti dejar que esto pase.

Traza tu camino hacia el éxito, si tienes una meta clara, necesitas devoción, disciplina y coraje para impedirlos, puedes configurar tu entorno para ganar, no estás solo a nivel de tu comportamiento, también puedes cambiar el ambiente que te rodea.

En la vida debes sufrir uno de estos dos dolores, el dolor de la disciplina o el dolor del arrepentimiento, elige sabiamente, sea lo que sea lo que estés tratando de lograr en tu vida, el componente critico es hacer las cosas de forma organizada, debes tratar de convertirte en esa persona que quieres ser, entrénate mentalmente, haz que tus objetivos se vean como reales, te será más fácil pasarlos al mundo exterior, porque lo que a dentro experimentas, a fuera ocurre.

Si vives una vida indisciplinada y simplemente actúas sobre impulsos emocionales, vas a tomar decisiones muy malas, de las que te lamentaras más tarde. Estarás mucho mejor si te disciplinas ahora mismo, para que luego no tengas que cargar con el arrepentimiento, tu objetivo es optimizar tu vida, coloca las rutinas en la primera hora del día y en la última también, porque esos momentos del día son las horas donde podría tener mayor impacto.

La autodisciplina tiene un poder mágico todavía por descubrir por la gran mayoría de la gente, es una de las principales herramientas para llegar a lo que eres capaz de hacer y ser. Cuando te enfocas en un solo propósito te genera grandes resultados.

Imagínate que tienes un examen el lunes, y quieres salir el fin de semana con tus amigos, tienes que elegir, entre el dolor de las disciplina y quedarte estudiando o el dolor del arrepentimiento de no sentirte bien contigo mism@ por no haber estudiado y suspender el examen.

Nadie te obligara a hacer algo que no quieras hacer, ni tampoco debes sentirte obligado hacer las cosas, porque tienes que hacerlas, sino porque tú eliges hacerlas, tienes que estar consciente, de que el sacrificio es necesario para lograr tus objetivos, que las acciones que realizas en tu presente, te servirán para conseguir buenos o malos resultados en el futuro.

Tu tiempo es muy importante, tienes que tener muy en cuenta, como lo usas, como lo desperdicias y como lo inviertes, por eso tienes que aprender a controlarlo y programarlo, para que puedas invertirlo en lo que es fundamental, para así, puedas alcanzar tus metas y un máximo potencial.

Debes utilizar la autodisciplina de una forma natural, no la veamos como un sacrificio, sino no más bien como la libertad de no depender de los demás, no lograrás tener éxito, hasta que tus prioridades tomen el debido lugar en tu vida, el primer paso para lograrlo es excluir esos aspectos que solo te brindan comodidades pasajeras.

Si quieres ser feliz, debes amarte a ti mism@, y el camino a la felicidad es a través de disciplinar tu comportamiento, porque sin disciplina, el éxito, es imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *